Tag Archives: ROMNEY

LAS DOS CLAVES DE LA REELECCIÓN

¡Four more years! ¡Four more years! ¡Four more years!

Esto es lo que cantaban los fanáticos de un belicoso George Walker Bush en la convención republicana de 2004, cuando clamaban por su reelección. Es sumamente extraño cuando es visto desde la lejanía del tiempo, pero la historia dice que Bush derrotó a un sensato John Kerry a pesar de haber metido al país en dos guerras (Afganistán e Iraq) o quizás precisamente por ello.

Ahora este cántico va dedicado para ellos con un toque de ironía porque ahora ha triunfado la cordura sobre el siempre enigmático Mitt Romney. Un hombre que ocultaba demasiados chanchullos en su pasado tales como evasión de impuestos, millones en cuentas en paraísos fiscales.

La primera clave comunicativa de esta campaña fue que el candidato republicano, un gran gestor sin duda que sabe muy bien lo que se hace, fue descalificado desde el principio por la propaganda demócrata. El gabinete de Obama le retrató como un empresario vil que había conseguido su fortuna a través de tratos de dudosa legalidad y de la especulación. Así, los votantes indecisos asumieron que Romney no era muy de fiar antes incluso de que el ex gobernador de Massachussets pudiese comenzar a explicar el programa.

La segunda es que los demócratas han sabido trasladarle al pueblo norteamericano que el proyecto de Obama no estaba programado para 4 años y que todavía queda mucho por hacer. Otra oportunidad, otra legislatura para cambiar la historia de Estados Unidos.

Diego Celma Herrando

Imagen: europapress

OBAMA CONTRAATACA

Obama ha vuelto a poner las cosas en su sitio tras su actuación en el segundo debate, que parece haber sido inmaculada sobre todo si se compara con su fracaso en Denver, en el primer debate.

Ayer el formato del debate era ligeramente diferente y los asistentes podían preguntarles directamente a ambos candidatos. Obama, que parecía adormilado en el primer enfrentamiento dialéctico, estuvo ayer mucho más incisivo aunque sin perder nunca la calma. Su sonrisa de actor puso las gotas de amabilidad necesarias. El cóctel final no fue perfecto pero nos trajo de vuelta al orador de siempre, que ahora está mejor posicionado de cara al último debate, en el que Romney tendrá que ir a por todas.

A pesar de lo que pueda parecer, las cosas no están tan mal para Mitt Romney y el candidato republicano podría darle la vuelta a los sondeos si consiguiese una aplastante victoria en el tercer y definitivo debate. Hace semanas nadie le creía capaz de hacer algo así frente a Obama, pero ya demostró hace unos días que está muy capacitado para ello.

De momento, los cuatro puntos de ventaja de Barack parecen un colchón suficiente pero todavía le queda una bala en la recámara al ex gobernador de Massachussets.

Diego Celma Herrando

Imagen: eleconomista

ROMNEY SE IMPONE EN EL PRIMER DEBATE

Ayer se celebró el primer debate presidencial de la campaña 2012. Barack Obama y Mitt Romney se enfrentaban en un cara a cara que para el republicano se había convertido en la cara o la cruz de sus aspiraciones a la Casa Blanca.

Y no es para menos, porque al debate llegaba el actual presidente con una ventaja sólida, sustentada sobre todo en la victoria en la batalla de las convenciones, que se decantó del lado demócrata.

Pero por todos es sabido cuál es el talón de Aquiles de Obama y es la economía, campo en el cual los electores depositarían su confianza en el ex gobernador de Massachusets. Mitt trató de centrar los temas importantes del debate en esta materia.

Sea como fuere, el orador Obama no tuvo su noche ayer, no estuvo brillante y en ciertos compases parecía como si estuviese aburrido y hastiado, de adormilado le han llegado a calificar en algunos medios.

Tras el debate, casi 7 de cada 10 estadounidenses creían que el claro ganador era el candidato republicano. Tan solo poco más de 2 de cada 10 se decantaban por Obama. Como guinda final, Mitt Romney se quedó saludando a los asistentes con una amplia sonrisa y rezumando una esperanza de victoria por todos sus poros. Mientras tanto, Obama salió como corriendo del escenario para reunirse con su gabinete. Él era muy consciente de que no había tenido su noche. ¿Dará la vuelta a los sondeos Romney si gana los otros dos debates?

Diego Celma Herrando

Imagen: nwitimes

ROMNEY DOMINA EL COMIENZO DE LAS PRIMARIAS

Tras ganar las batallas de las primarias republicanas en Iowa y en New Hampshire, Romney parece haberse consolidado como el gran rival de Obama de cara a las elecciones del todavía remoto 6 de noviembre de 2012.

Además de ser un hombre estereotipo del triunfador estadounidense, Romney se presenta al electorado como un gerente empresarial, un líder que devolverá a la nación al lugar que le corresponde. Romney arrasa en los debates en los que el resto de candidatos a las primarias hacen piña contra él. Santorum, Paul, Perry y Gringich se han dado cuenta de que ninguno de ellos tiene el carisma de el de Detroit y tratan de derribarlo.

Él se defiende con gran soltura y trata de unir a las fuerzas conservadoras en contra de un Barack Obama que,  en términos prácticos, no ha comenzado todavía su carrera electoral. El primer presidente negro de los USA parte con la ventaja de estar ya en la Casablanca y tratará de transmitir a los votantes que, en medio de la actual crisis económica no es recomendable cambiar de caballo, o en este caso, bajarse de un asno para montar en un elefante.

El elefante, con Romney como jinete, propone que los Estados Unidos se desmarquen del modelo europeo de servicios públicos obligatorios que Obama se ha encargado de promover en EE.UU “fijándose en las capitales europeas y sin mirar a las pequeñas ciudades de América”.

Carolina del Sur, el próximo 21 de enero, se plantea ya como el último escollo para Mitt. El reducto conservador es la batalla definitiva por las primarias y si ninguno de sus contrincantes se impone, Romney tendrá el camino despejado para conseguir ser el máximo representante del partido republicano.

Lo que es seguro es que la pugna por el despacho oval no será un camino de rosas. Obama no ha empezado a hablar pero cuando comience sus discursos, volverá por sus fueros y se convertirá en un hueso para el candidato conservador.

Diego Celma Herrando

Imagen: reddogreport

A partir de ahora y hasta noviembre, analizaré a mediados de mes la actualidad de la carrera electoral de EE.UU.

BACHMANN ENTRA EN ESCENA

Quedan muchísimos meses para las elecciones generales de los Estados Unidos de América pero ya ha empezado la batalla interna en el seno republicano. El fin es escoger a un candidato firme que tenga algo que decir en contra de la gestión de Obama.

Mitt Romney es el máximo favorito por el momento. Aquel que en su día perdiera por poco frente al ex-guerrillero del Vietnam, McCain, está encabezando los sondeos para los próximos comicios. A mi me habían enseñado desde siempre que los perdedores en América no gozaban de segundas oportunidades, el caso de John Kerry es un ejemplo elocuente, pero por lo visto no siempre es así.

Hay varios que llevan ya varios meses coqueteando con los medios y allanando su camino para ser candidatos como Sarah Palin, Michael Steele, Mick Huckabee o Rudy Giuliani. Otros se cayeron antes de tiempo como Donald Trump, y menos mal, porque se llegó a hablar de una candidatura que ofrecía a Charlie Sheen de vicepresidente. Alguno ha pospuesto su candidatura a 2016 como Scott Brown, ya anuncié en enero de 2010 que ese señor iba a ser alguien importante para los EE.UU. (http://tritiopublicidad.es/blog/2010/01/26/scottxbrownxxlaxnuevaximagenxdexamxrica/) Al contrario de lo que pueda parecer, posponer la candidatura puede ser lo más racional viendo que el contrincante es Barack Obama. En 2016 y siempre que el presidente demócrata sea reelegido en 2012, éste no se podría volver a presentar según dice la ley estadounidense ya que solo se permiten dos legislaturas por presidente. Así pues Scott Brown es un tipo listo que no se quiere desgastar, quizás Rubalcaba debería tomar nota de esto. Finalmente hay otros a los que se les ha pasado el arroz pero bien como el caso de Ron Paul, que con 76 años se postula como presidente en 2012 y está en los debates oficiales por la candidatura republicana. Alucinante.

Sin embargo, desde hace unas semanas y tras el primer debate oficial republicano en el que estaban nombres como Tim Pawlenty, Newt Gingrich, Herman Cain, Rick Santorum, Michele Bachmann y los ya nombrados Romney y Paul; Bachmann ha entrado de lleno en las apuestas al ganar dicho debate y está justo detrás de Mitt Romney en popularidad. A pesar de sus errores en público como situar el lugar de nacimiento de John Wayne en su ciudad cuando no era así o fallos de cálculo sobre el aumento de precios de consumo durante el gobierno Obama, su opción está pareciendo muy fuerte. Se comenta la posibilidad de un dueto Palin-Bachmann. Hay que reconocer que Hillary Clinton abrió la puerta a las candidaturas femeninas a la presidencia de Estados Unidos.

Faltan todavía varios meses para que la carrera electoral de comienzo pero como suelo decir, la primera lucha es en el interior y parece ser que entre “los elefantes” va a ver una pelea a muerte por la candidatura presidencial de 2012.

Diego Celma Herrando

Imagen: minnpost

SCOTT BROWN, LA NUEVA IMAGEN DE AMÉRICA

Hace una semana se consumó un importante avance táctico de los republicanos sobre los demócratas, ha sido el primer revés de Obama desde su investidura.

En primer lugar es una victoria moral porque el nuevo senador, Scott Brown, ocupará el lugar que dejó libre Ted Kennedy con su muerte tras casi 50 años en el cargo. Para añadir más leña al fuego Massachusetts ha sido tradicionalmente un reducto demócrata.

Es, a su vez, una victoria estratégica que priva al gabinete Obama de la mayoría total en el senado y que otorga la posibilidad de veto legislativo a los republicanos.

Pero es, sobre todo, una victoria inesperada que trae consigo un nuevo reto para Barack. El susodicho, Scott Brown, si que es un rival de bandera y a la altura del partido del elefante. Su cariz de líder y su buena presencia le hacen entrar en escena con aires renovados y con esperanzas para el partido republicano.

No hay que olvidar que es un partido descabezado desde que fueron vapuleados por Obama en las elecciones más descompensadas que se recuerdan. Muchos nombres han sonado desde aquella carrera electoral: Huckabee, Romney, Steele…

Y es que aquel McCain, anciano y carcomido por la artrosis y el Vietnam había tenido su momento allá por el 2000, ya se le había escapado el tren de la presidencia en 2008, quizás Romney hubiese tenido alguna oportunidad pero, se diluyó como un azucarillo en el supermartes.

Entre tanto y volviendo al presente, Barack se ha apresurado en afilar los cuchillos y sin más dilación ya ha contactado con algunos de los asesores que le llevaron en volandas al despacho oval con el fin de evitar una derrota en las próximas legislativas. Porque esa derrota ya no sería psicológica sino que sería un golpe bajo directo al ego del 44 presidente de EE. UU.

Diego Celma Herrando

Imagen:hannityblogsgfoxnews