LA COLUMNA NÚMERO 13.

Un vehículo de gran cilindrada salió a toda velocidad circulando por el asfalto de “la ciudad de las luces”; era una de las refrescantes noches de finales de agosto, en las que se agradece la brisa y el destello del otoño.

 Varias motocicletas salen tras su sombra, revoloteando alrededor como moscas en la leche recién ordeñada. ¿El desenlace?, minutos después, en el Túnel del Alma, contra una húmeda columna de hormigón.

 Aquellos ambiciosos periodistas querían una instantánea más de “la princesa del pueblo”, otra de las miles que existían ya, y le hicieron la última. Una conducta irresponsable derivó en un trágico final.

Michael Jackson recuerda su muerte en su polémica canción Privacy. Quizás el eterno Rey del Pop proclamaba al cielo que no quería acabar como la malograda Lady di…

 En 2006, una estupenda película de Stephen Frears describió el desarrollo de los acontecimientos posteriores pero de puertas de palacio hacía dentro, “The Queen”, nominada a varios premios Oscar incluyendo mejor película, se llevó el galardón a mejor actriz (Helen Mirres) y también recibió premios y nominaciones BAFTA y Globos de Oro.

 La película se centra en explicar como la Corona inglesa se vio obligada a cambiar su actitud y sus gestos para levantar su imagen, que había decaído por la indiferencia inusitada hacia la muerte de la antigua princesa. También muestra el funcionamiento de los gabinetes de comunicación del gobierno británico y del primer ministro Tony Blair.

 Una gran película sobre la gestión de la comunicación de crisis.

Diego Celma Herrando 

Imagen: elmundo.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.