LA IMAGEN DE LA CASA REAL SE DESMORONA

La imagen de la Casa Real española está desde este fin de semana todavía más por los suelos, si cabe. Casualidades de la vida, el mismo día de la República saltó la noticia en España de que el rey Don Juan Carlos I se había lastimado la cadera en un viaje a Botswana.

En un primer momento suena raro, pero suena todavía peor cuando dicen que no era un viaje oficial y que nuestro máximo exponente diplomático se encontraba de cacería en aquel país. La cosa se enturbia aún más al leer cosas sobre aquel país al cual califican como “el paraíso de los cazadores de elefantes”.

¿No era el Rey el que pedía austeridad en estos momentos difíciles? ¿Tienen idea ustedes de lo que cuesta todo el séquito de seguridad que se trasladará con Juan Carlos cuando vaya de cacerías por esos mundos? Con la que está cayendo en España en temas de paro, de embargos y de recortes, esta rocambolesca metida de pata es de traca.

Nuestra Familia Real tiene problemas de actualidad en varios frentes que voy a tratar de recoger en el siguiente párrafo.

Por un lado está el Caso Urdangarín, del cual ningún español se olvida, ni mucho menos. Por otro lado está el Rey cazando elefantes en un pobre país del sur de África; me imagino que para este tipo de actividades no llevará puesta la medalla de honor de presidente de WWF/ADENA. Y mientras tanto la crisis fastidiando a toda España y Sofía en Grecia, lo cual me sirve para enlazar con el último asunto: ¿qué clase de abuelos son estos, que ni siquiera están al lado de su nieto Froilán “el pistolero”, que lleva cuatro días ingresado?

Esto es un maldito circo y somos el hazmerreír de Europa. Seguro que a Merkel le encanta que nuestra casa Real se dedique a gastarse la asignación en semejantes proyectos de cooperación internacional.

Diego Celma Herrando

Imagen: caducahoy

Leave a Reply

Your email address will not be published.