DKNY Y HAITÍ

¡Menuda polvareda ha levantado el último cartel promocional de la firma DKNY!(En la imagen).  En un primer plano posa la actriz Adriana Lima vistiendo la prohibitiva ropa de la firma estadounidense. La prenda destaca por su provocativo estilo y sus tonos pardos que combinan a la perfección con el bronceado de la modelo. El escenario se sitúa en la parte trasera de una desvencijada camioneta. Hasta aquí todo políticamente correcto.

Sin embargo, en un segundo plano, casi fundidos con el atrezzo y en la penumbra, se intuye a dos haitianos. Uno de ellos mira a la imponente mujer, el otro tiene la mirada perdida, seguramente está pensando en asuntos más importantes como comer todos los días, no caer enfermo y esquivar las balas. ¿Están haciendo una comparación entre el lujo de la alta costura y la miseria del Tercer Mundo?

La modista se ha prestado rápidamente a desmentir este tipo de elucubraciones asegurando que son solo producto de la manipulación de los medios de comunicación. Ha tenido que reaccionar a esta crisis con celeridad. Ella ha justificado la presencia de esos dos hombres en la publicidad de la marca como una forma de difusión de las acciones de solidaridad que está llevando a cabo su empresa en este estado caribeño.

Yo soy partidario de que la verdadera filantropía, la que sale del corazón, se debería plasmar con discreción, evitando que trascienda a los medios para que nunca pudiera ser confundida con una acción de relaciones públicas e imagen. Así pues Sra. Karan, de que quiere que se le acuse, ¿de ayuda humanitaria para la galería o de búsqueda de la publicidad gratuita a través de la polémica y la consternación?

Diego Celma Herrando

Imagen: luckymag

Leave a Reply

Your email address will not be published.