CARNE DE CABALLO

Ikea se ha metido en un grave problema. Posicionado siempre como barato, ha estado vendiendo muebles baratos de diseño sin ofrecer una gran calidad. Sin embargo, en sus restaurantes se servía comida, a un precio muy competitivo por supuesto, aunque la calidad también se ha puesto ahora en entredicho y eso no es algo que la sociedad esté dispuesta a asimilar.

Las ya famosas albóndigas con carne de caballo del Ikea han dado la vuelta al mundo alarmando a mucha gente. Especialmente a los que hemos comido alguna vez en sus establecimientos, seducidos por su precio inigualable. Y sí, yo me incluyo en ese grupo.

La reacción de la empresa sueca no se ha hecho esperar y automáticamente ha decidido retirar todos sus productos de carne picada para evitar nuevas sorpresas. Se han apresurado a explicar que aquellas muestras analizadas en República Checa eran de un lote concreto pero por si las moscas han decidido retirar todas las existencias.

Difícil gestión de crisis tienen por delante pero yo les recomendaría cambiar de proveedor de carne de manera pública, con rueda de prensa, para que le transmitan a la gente que ellos han sido los principales engañados por el proveedor.

Diego Celma Herrando

Imagen: trueamsterdam

Leave a Reply

Your email address will not be published.