Monthly Archives: August 2013

LOS ANUNCIANTES SE VAN DEL CAMPAMENTO DE VERANO

La televisión está llena de contenido telebasura. Solo hace falta conectar con cualquier canal generalista y en unos minutos uno se da cuenta de que lo que proliferan son los programas de cotilleo y el morbo por el morbo.

La publicidad financia estos programas, ya que la audiencia los respalda y los anunciantes quieren estar en los programas con mayor cuota de espectadores.

El programa Campamento de verano ha perdido ya a varios de sus anunciantes, si en la primera campaña de Haztye Oir perdió a ING Direct, Minut Maid, McDonalds, Burger King, Mutua Madrileña y Orange, ayer se cayeron otros de la lista: El Corte Inglés, Danone, Balay y Nestle.

Hazte Oir está presionando para que esto suceda alegando que este espacio televisivo denigra a la mujer. Su presidente, Ignacio Arsuaga, quiere que el programa sea suspendido antes de la fecha prevista para el fin de emisión, pero es algo difícil de que ocurra, a decir verdad.

De todas maneras, los anunciantes parecen haberse tomado en serio el asunto y han retirado lso fondos que los relacionaban con un programa tildado de machista por una gran parte de la sociedad. A ver si para la próxima vez miran más dónde invierten sus partidas publicitarias.

Diego Celma Herrando

Imagen: telecinco

UN IPHONE LOW COST PODRÍA ESTROPEARLO TODO…

¿5s o 6? Esa es la gran pregunta que se hacen a día de hoy los fans de Apple a la espera de que la empresa que dirija Tim Cook decida presentar su siguiente Smartphone. En septiembre, a caballo entre el verano y el otoño, rumorean algunos portales web especializados, pero lo cierto es que todo son habladurías y nadie sabe nada con seguridad.

Sin embargo hoy no estamos aquí para hablar de eso, sino de la otra habladuría que rodea a la firma de Cupertino, la posibilidad de que salga un iPhone low cost, que ya tiene incluso nombre en algunos foros, el 5c.

¿Qué diría Steve Jobs ante tal insulto a la pureza de su marca? El mítico gurú decidió que su marca no tendría una gama de teléfonos, sino tan solo uno que sería de la más alta calidad posible y que estaba dirigido a posicionarse entre los top del mercado. Al bueno de Steve no le gustaban las medianías, y quizás a los fans de la marca tampoco. Cuando comenzaron a principios de los 90 a sacar ordenadores mediocres las ventas descendieron y Apple estuvo a punto de echar la persiana por quiebra. Steve Jobs regresó como ángel salvador para devolver la excelencia. Quizás Jobs tenía razón en este aspecto y no hay que olvidarse del target principal, porque ahora, el maestro zen ya no puede regresar.

Diego Celma Herrando

Imagen: meristation