Posts Tagged ‘IMAGEN’

HOUSE ORGAN, LA PRIMERA BATALLA SIEMPRE ES CON UNO MISMO

Sábado, febrero 13th, 2010

En el turbulento medievo, durante la época feudal, cada conde gestionaba su territorio con un mínimo de autonomía. Los señores nombraban a sus caballeros, cobraban sus diezmos y defendían a sus siervos de los ataques de los “vecinos” ambiciosos.

A la hora de organizar a sus ejércitos para la batalla, se hacía uso de la comunicación: una arenga oportuna ha sido clave en muchas guerras. También se establecía jerarquización y se ponían en práctica unos principios ya asimilados que diferenciaban a es condado de el resto. Esto es muy similar a la identidad corporativa empresarial que está tan de moda en nuestros días.

 La principal preocupación de las corporaciones es que la mayoría de sus trabajadores están desmotivados, no se implican en el funcionamiento y no toman la iniciativa. En otras palabras, no sienten los colores.

Esto se transforma en una debilidad que suele aprovechar la competencia. Cuando una estructura es inestable es sus cimientos, una racha de viento podría colapsarla. Lo que quiero decir es que una organización no puede pretender tener una imagen corporativa concreta y fuerte cuando ningún integrante de ésta la pone en práctica en el día a día.

 La comunicación interna es la disciplina que se ocupa de difundir los principios corporativos de empresas la entre sus empleados.

Una de los métodos más extendidos es el House organ, una revista interna competencia del departamento de Marketing. Su contenido abarca desde actividades del grupo, la evolución de la empresa hasta los incentivos.

 Mi advertencia sería que no se debe caer en la común práctica de saturar el magazine con diseños ostentosos, fotografías de base de datos y mucho colorido ya que es más eficaz utilizar imágenes de la empresa y sus trabajadores acompañado de un mayor trabajo en la selección de contenidos y en su posterior desarrollo.

Diego Celma Herrando

Imagen: grupoinforpress

MARKETING SOCIAL: SIMBIOSIS EMPRESA-ENTORNO

Domingo, enero 31st, 2010

Muchas veces nos preguntamos, a nivel individual, qué podríamos hacer para mejorar nuestro mundo. Desde preescolar nos enseñan a ser comprensivos, a no tirar papeles en el parque, a respetar a nuestros mayores, a evitar el racismo, machismo o las diferencias étnicas. Sin embargo, cuando uno se va haciendo mayor se percata de que algo no debe de estar funcionando como debe, que la utopía de un planeta tolerante y cordial como Pandora es poco más que un sueño.

 Las ambiciones pacíficas del 90% de los humanos están en el siglo XXI insatisfechas por completo, las empresas conocen estás necesidades y saben que las buenas acciones empresariales se ven recompensadas en forma de una mejora en la imagen, más tarde en un aumento ventas, para terminar plasmándose en billetes y monedas.

 Aquí es donde aparece el Marketing Social; como una manera de ayudar a la sociedad mediante inversiones, a simple vista no lucrativas, destinadas a mejorar la educación, el medioambiente o la reinserción de los reclusos.

Como decía, las organizaciones no hacen ésto por nada, saben que estas acciones tienen muchísima visibilidad en forma de publicity y que, a la larga, van a ver mejorada su imagen proyectada.

 Por un lado, es triste pensar que estamos en un mundo de hipocresía, pero si lo miramos con un prisma optimista, estos fondos privados solucionan problemas a los que el estado jamás podría llegar y, por lo tanto, realizan un bien para nada desdeñable.

Diego Celma Herrando

Imagen: momisteaching